Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

lunes, 1 de junio de 2009

Poema de una hija a una madre en el día de las madres

Eternidad pasada:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Allá en la Eternidad, Dios te amó y te predestinó para adoptarte.


Año 1960 en el tiempo:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te creó y te colocó en un hogar y en una familia, pastoreándote desde entonces para hacerte bien.


Años 1977-1978 en el tiempo:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te llamó y te atrajo en amor, consagrando tu vida para Su servicio.


Años 1980-181:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te concedió como regalo y tesoro un esposo que te ama, también consagrado a Su servicio .


Años 1982, 1984, 1986:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te llamó para servirle como mamá, llenando tu corazón de un amor incondicional y sacrificial


Año tras año tras año tras año:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te llenó de gracia para deleitarte en ser nuestra mamá, volcándote de lleno para servir a tu familia.


Año tras año tras año tras año:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te capacitó con inmensa sabiduría, discernimiento; te llenó de ternura y abnegación.



Año tras año tras año tras año:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante

Nos mostró grande misericordia al forjar a Cristo en tí y permitirnos crecer junto a tí viendo destellos de Dios constantemente.


Año tras año tras año:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Por Su Espíritu te capacitó para moldearnos y bendecirnos cada día mientras nos pastoreabas a través de mil y una situaciones.



Año tras año tras año tras año:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante

Te animó, reconfortó, y te mostró lo bella que es tu herencia.


Año tras año tras año:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te llenó de fe para ver cada labor ordinaria como parte de un llamado muy digno.


2007, 2008:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,
Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te concedió nietos, como parte de la herencia de tu herencia, colmándote de un gozo exquisito y ternura sin igual para disfrutarlos.



(Todavía ahora) día tras día tras día:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Te bendice con extrema paciencia, amor y servicio, y así nos das amor y no mal cada día de tu vida!


Eternidad futura:

Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,

Inmutable--Plenamente feliz, gloriosamente santo, soberanamente amante,

Ya glorificada, El continuará haciendo de tu vida Su alabanza como ya lo ha hecho en este lado de la Eternidad.