Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

sábado, 16 de enero de 2010

Operativo de ayuda para Haití y reporte de la situación actual

Esta mañana estuvimos reunidos algunos de los pastores y diáconos de la Iglesia Bíblica de la Trinidad, Iglesia Fundamento Bíblico, Iglesia Bautista del Nuevo Pacto y la Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo, además del director de Esperanza Internacional en República Dominicana, Carlos Pimentel, para coordinar un esfuerzo conjunto de nuestras iglesias locales de ayuda a Haití.

Esta ayuda tendrá una etapa inmediata y una a largo plazo. En la etapa inmediata estaremos enviando unos kits de ayuda, conteniendo lo que necesita una familia por 15 días (a un costo aproximado de 28 dólares). También estaremos enviando personas que deseen involucrarse en la distribución y en la ayuda médica. De manera que, por lo pronto, todos los que quieran cooperar con este operativo pueden hacerlo enviando donaciones para la compra de estos kits de ayuda.

Este lunes Esperanza parte hacia Haití con mil kits que serán distribuidos a través de iglesias locales ya contactadas, que a su vez alcanzarán personas de su comunidad. El jueves sale un grupo de nuestras iglesias con más ayuda, las cuales esperamos continúen fluyendo mientras sea necesario.

En la etapa a más largo alcance tenemos que pensar en un programa de reconstrucción de casas y edificios para las iglesias, así como continuar la labor de enseñanza que ya vienen realizando por años la Iglesia Bíblica de la Trinidad y la Iglesia Fundamento Bíblico con la cooperación de Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo.

Este es el reporte del viaje que hicieron este jueves el pastor Ángel Castillo, de Iglesia Fundamento Bíblico, y el hermano Jean Pierre Kawas de nuestra iglesia:

El jueves en la mañana pudimos entrar a la destruida ciudad de Puerto Príncipe y encontramos una ciudad llena de muertos en las calles y de sobrevivientes en los refugios, con una ayuda internacional que fluye a cuenta gotas por la falta de organización y el estado actual de cosas en la nación.

En ese sentido, República Dominicana ha jugado un papel vital que se percibe claramente en las calles de Haití. Las ayudas seguramente aumentarán en los próximos días, pero hasta ahora lo que hay es muerte, desolación y temor, porque la tierra no ha dejado de temblar.

Nadie ha escapado de esta tragedia; por ejemplo, con un grupo de pastores que tenemos comunión, recibimos la notica que 70 de ellos estaban muertos o desaparecidos, y pudimos comprobar esta noticia visitando algunas de sus iglesias las cuales estaban totalmente destruidas y llenas de hermanos fallecidos aun debajo de los escombros.

Anoche volvió a temblar y el pánico se apoderó de todos nosotros mientras el llanto de la ciudad se oía por todas partes. Lo que vemos en muchos noticieros no es en realidad ni un 20 por ciento de la verdadera situación de Haití. Allí no hay gobierno organizado, no ha instituciones, no hay hospitales; solo reina un gran desorden. Y muchos de los hermanos que han quedado con vida se están refugiando en las iglesias en otras ciudades.

Nosotros no podemos dar todos los detalles de esta tragedia en este momento, pero la próxima semana estaremos saliendo de nuevo hacia Haití a llevar lo que podamos conseguir para aliviar en algo esta situación. También estaremos trabajando con los hermanos que se han refugiados en otras ciudades.

Hermanos, oren por nosotros, porque estamos tratando de conseguir en este momento, alimentos enlatados, agua, antibióticos, lonas para hacer refugios, camas, leche para niños y adultos, gazas, y cualquier cosa que sirva para esta tragedia.

En el amor de Cristo, su siervo y servidor,

Miguel Ángel Castillo
Pastor iglesia Fundamento Bíblico