Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

viernes, 22 de enero de 2010

5. La Confesión de Fe Bautista de 1689 y el Sínodo de Dort (2da parte)

En la entrada anterior comenzamos a ver cómo la Confesión de Fe Bautista de 1689 se adhiere a los puntos doctrinales que fueron defendidos en el Sínodo de Dort, conocidos como Los Cinco Puntos del Calvinismo. Ya vimos la doctrina de la depravación total; ahora veremos las otras cuatro.

La Elección Incondicional:

Cuando hablamos de la elección incondicional, nos referimos al hecho de que Dios, desde antes de la fundación del mundo, soberanamente escogió obrar en unos la salvación que no merecían, y esto por el puro afecto de Su voluntad. Esta no solo es la enseñanza clara de las Escrituras, sino que se desprende lógicamente de la depravación total del hombre. Si el hombre está muerto en sus delitos y pecados (como dice Pablo en Ef. 2:1-3), entonces es impotente para salvarse a sí mismo.

Así lo declara nuestra Confesión de Fe en el capítulo 3, los párrafos del 3 al 7:

3. Por el decreto de Dios y para la manifestación de su propia gloria, algunos hombres y ángeles son predestinados (o pre-ordenados) a vida eterna por medio del Señor Jesucristo, (g) para la alabanza y gloria de su gracia. (h) A los demás, él ha dejado para que sean condenados en sus pecados, para la alabanza de su gloriosa justicia. (i)

(g) 1 Tim. 5:21; Mt. 25:34
(h) Ef. 1:56
(i) Rom. 9:22,23; Jud. 4

4. Estos hombres y ángeles así predestinados y pre ordenados, están designados particular e inalterablemente, y su número es tan cierto y definido que ni se puede aumentar ni disminuir. (j)

(j) Jn. 13:18; 2 Tim. 2:19

5. A aquellos que Dios ha predestinado para vida desde antes que fuesen puestos los fundamentos del mundo, conforme a su eterno e inmutable propósito y al consejo y beneplácito secreto de su propia voluntad, los ha escogido en Cristo para la gloria eterna; mas esto por su libre gracia y puro amor, (k) sin cualquiera otra cosa en la criatura como condición o causa que le mueva a ello.(l)

(k) Efe. 1:4,9, 11; Ro.8:30; 2 Tim. 1:9; 1Ts. 5:9
(l) Rom. 9:13,16; Ef. 2:5,12

6. Así como Dios ha designado a los elegidos para la gloria, de la misma manera, por el propósito libre y eterno de su voluntad, ha pre ordenado también los medios para ello.(m) Por tanto, los que son elegidos, habiendo caído en Adán, son redimidos por Cristo,(n) y en debido tiempo eficazmente llamados a la fe en Cristo por el Espíritu Santo; son justificados, adoptados, santificados,(ñ) y guardados por su poder, por medio de la fe, para salvación.(o) Nadie más será redimido por Cristo, eficazmente llamado, justificado, adoptado, santificado y salvado, sino solamente los elegidos.(p)

(m) 1 P. 1:2; 2Tes. 2:13
(n) 1Ts. 5:9, 10
(ñ) Rom. 8:30; 2Ts. 2:13
(o) 1 Pe. 1:5
(p) Jn. 10:26; Jn. 17:9; Jn.6:64

7. La doctrina de este alto misterio de la predestinación debe tratarse con especial prudencia y cuidado, para que los hombres, persuadidos de su vocación eficaz, se aseguren de su elección eterna,(q) y atendiendo a la voluntad revelada en la palabra de Dios, cedan la obediencia a ella. De esta manera esta doctrina proporcionará motivos de alabanza,(r) reverencia y admiración a Dios; y también de humildad,(s) diligencia y abundante consuelo a todos los que sinceramente obedecen al evangelio.(t)

(q) 1Ts. 1:4,5; 2 Pe. 1:10
(r) Efe. 1:6; Rom. 11:33
(s) Rom. 11:5, 6, 20
(t) Lc. 10:20

La Expiación Limitada:

Esta doctrina se opone al error de la redención universal que nos dice que Cristo murió por todos, haciendo posible la redención de todos, pero sin asegurar la salvación de ninguno. Noten la enseñanza de la Confesión en el capítulo 8, los párrafos 5 y 8:

5. El Señor Jesucristo, por su perfecta obediencia y por el sacrificio de sí mismo que ofreció una sola vez por el Espíritu eterno de Dios, ha satisfecho plenamente a la justicia de Dios.(e) Él ha efectuado la reconciliación y ha comprado un herencia eterna en el reino de los cielos para todos aquellos dados a él por el Padre.(f)

(e) He. 9:14; Re. 10:14; Rom. 3:25, 26
(f) Jn. 17:2; He.9:15

8. A todos aquellos para quienes Cristo ha obtenido eterna redención, cierta y eficazmente les aplica y comunica la misma, haciendo intercesión por ellos,(k) uniéndoles a él por su Espíritu, revelándoles en la palabra y por medio de ella el misterio de la salvación, persuadiéndoles eficazmente a creer y a obedecer,(l) gobernando el corazón de ellos por su palabra y Espíritu,(m) y venciendo a todos sus enemigos por su gran poder y sabiduría,(n) y de la manera y por los caminos que están más en conformidad con su maravillosa e inescrutable dispensación. Todas estas cosas son hechas en su libre y soberana gracia e incondicionalmente, ya que nada de mérito es previsto por él en sus elegidos.(ñ)

(k) Jn. 6:37; Jn. 10:15, 16; Jn. 17:9; Rom. 5:10
(l) Jn. 17:6; Ef. 1:9; 1 Jn. 5:20
(m) Rom. 8:9, 14
(n) Sal. 110:1; 1Cor. 15:25,26
(ñ) Jn. 3:8; Ef. 1:8

La Gracia Irresistible:

Esto no significa que Dios obliga al hombre a hacer lo que no quiere hacer. Nosotros usamos la palabra irresistible muchas veces con esa connotación (el caso de un secuestro, por ejemplo). Pero esa palabra posee otra connotación, aun en nuestro lenguaje ordinario (como en el caso de una personalidad irresistible). Algunos prefieren el término “gracia eficaz”.

Lo que hace la gracia de Dios es inclinar eficazmente nuestra voluntad para que hagamos voluntariamente Su voluntad. La Confesión trata este tema en el capítulo 10, párrafo 1 y 2:

1. A aquellos a quienes Dios ha predestinado para vida, le agrada en su tiempo señalado y aceptado, llamar eficazmente(a) por su palabra y Espíritu, sacándolos del estado de pecado y muerte en que se hallaban por naturaleza para darles vida y salvación por Jesucristo.(b) Esto lo hace iluminando espiritualmente su entendimiento, a fin de que comprendan las cosas de Dios;(c) quitándoles el corazón de piedra y dándoles uno de carne,(d) renovando sus voluntades y por su poder soberano determinándoles a hacer aquello que es bueno, y llevándoles eficazmente a Jesucristo;(e) de tal manera que ellos vienen con absoluta libertad, habiendo recibido por la gracia de Dios la voluntad de hacerlo. (f)

(a) Rom. 8:30; 11:7; Ef. 1:10, 11; 2Ts. 2:13, 14
(b) Ef. 2:16
(c) Hch. 26:18; Ef. 1:17, 18
(d) Ez.36:26
(e) Ez. 36:27; Ef. 1:19
(f) Sal. 110:3; Cant. 1:4

2. Este llamamiento eficaz depende de la libre y especial gracia de Dios y de ninguna manera de alguna cosa prevista en el hombre, (g) el cual es en esto enteramente pasivo, hasta que siendo vivificado y renovado por el Espíritu Santo,(h) adquiere la capacidad de responder a este llamamiento y de recibir la gracia ofrecida y trasmitida en él. Esto sucede por el mismo poder que obró la resurrección de Cristo de los muertos.(i)

(g) 2Tim. 1:9; Ef 2:8
(h) 1 Cor. 2:14; Ef. 2:5; Jn. 5:25
(i) Ef.1:19, 20

Es importante resaltar que creemos en la libre oferta del evangelio, porque no sabemos quiénes son los elegidos, y porque Dios ha decretado salvar a los perdidos a través de la predicación. Por eso nos oponemos a la enseñanza de los hipercalvinistas quienes dicen que los elegidos se salvarán aunque nadie les predique.

La Perseverancia final de los Santos:

Esta doctrina nos enseña que aquellos que han sido elegidos soberanamente por Dios, aquellos por quienes Cristo murió, los cuales fueron, en el tiempo, llamados eficazmente a salvación, de ninguna manera pueden caer del estado de gracia y perderse. Esa es la enseñanza de la Confesión en el capítulo 17, párrafo 1:

1. Aquellos a quienes Dios ha aceptado en el Amado, y ha llamado eficazmente y santificado por su Espíritu, y a quienes ha dado la preciosa fe de sus elegidos, no pueden caer ni total ni definitivamente del estado de gracia, sino que ciertamente perseverarán en él hasta el fin, y serán salvos por toda la eternidad, puesto que los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables, por lo que Él continúa engendrando y nutriendo en ellos la fe, el arrepentimiento, el amor, el gozo, la esperanza y todas las virtudes del Espíritu para inmortalidad;(a) y aunque surjan y les azoten muchas tormentas e inundaciones, nunca podrán, sin embargo, arrancarles del fundamento y la roca a que por la fe están aferrados; a pesar deque, por medio de la incredulidad y las tentaciones de Satanás, la visión perceptible de la luz y el amor de Dios puede nublárseles y oscurecérseles por un tiempo,(b) Él, sin embargo, es aún el mismo, y ellos serán guardados, sin duda alguna, por el poder de Dios para salvación, en la que gozarán de su posesión adquirida, al estar ellos esculpidos en las palmas de sus manos y sus nombres escritos en el libro de la vida desde toda la eternidad.(c)

(a) Fil. 1:6; 2 Ti. 2:19; 2 P. 1:5-10; 1 Jn. 2:19
(b) Sal. 89:31, 32; 1 Co. 11:32; 2 Ti. 4:7
(c) Sal. 102:27; Mal. 3:6; Ef. 1:14; 1 P. 1:5; Ap. 13:8


© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

6 comentarios:

Luis Mendez dijo...

Excelentes entradas Pastor, han sido de edificación, pertenezco a uno de los principales concilios de denominación pentecostal de nuestro país y tengo que reconocer que antes tenia un mal concepto de los Bautistas en sentido general ya que en nuestros círculos se les tildaban de "Fríos" por no dejar manifestar la presencia del Espíritu Santo, pero por la providencia del Señor, hace aproximadamente 5 años un pastor de nuestro concilio que estima la doctrina calvinista me regalo un mensaje de usted sobre la preeminencia de la predicación en la Salvación y me resulto de tanto impacto por la forma de predicar y de sujetarse a la palabra que desde ese momento seguí escuchando los sermones de los bautistas reformados vía la radio y luego por internet y ese mal concepto que tenia de ustedes desapareció y las doctrinas de la gracia están calando mas y mas en mi corazón, y como el Espíritu de Dios obra poderosamente en su sermones, resultando en edificación para mi vida. Siga adelante Hermano, que Dios premie su esfuerzos. Una pregunta final: predicaría en una iglesia pentecostal si fuera invitado como lo ha hecho por ejemplo el pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional?

Sugel Michelén dijo...

Muchas gracias, mi hermano, por compartir ese testimonio conmigo. Nos anima sobremanera saber que la Palabra predicada desde el púlpito de nuestra iglesia pueda ser de edificación a otros. En cuanto a su pregunta, no tengo problemas en predicar en una iglesia Pentecostal, aunque no suelo salir los domingos de IBSJ, a menos que el consejo de pastores de nuestra iglesia lo crea conveniente. Dónde se congrega Ud.?

Luis Mendez dijo...

Iglesia De Dios

Marcos Manocchio dijo...

Hola que tal? Estoy leyendo la confesion bautista de 16... tengo una duda, y estoy buscando y no encuentro algo firme sobre el tema, haber si usted me puede dar algun link o algo, estoy buscando una confesion de fe pentecostal para ver las diferencias mas que nada... la confesion bautista es preciosa a mi vista, aun estoy escudriñando, y ademas congrego en una bautista, y es mucha la enseñanza, y la comunion entre los hermanos... bueno, aver, si usted sabe donde puedo encontrar la confesion de fe pentecostal... muchas gracias...

Sugel Michelén dijo...

Lamentablemente no puedo ayudarlo en esto, pues no sé dónde obtener una confesión de fe de Pentecostal. Me parece que por la naturaleza del movimiento pentecostal es más probable que obtenga varias confesiones de fe en diferentes iglesias.

Marcos Manocchio dijo...

Tal cual, por ahora lo que encontre son varias confesiones de las distintas iglesias, y algo de historia que lo que mas remarcan es el don de lenguas. muchas gracias.