Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

martes, 4 de agosto de 2009

¿Es posible para Dios crear una piedra tan pesada que Él mismo no la pueda cargar?


Por Sugel Michelén

No sé a cuántos de Uds. le han hecho una pregunta como esta, pero sospecho que al menos habrán escuchado este tipo de cuestionamiento alguna vez. La pregunta plantea una supuesta dificultad con la omnipotencia de Dios, un atributo que ha sido motivo de mucha controversia en la historia de la filosofía.

La Biblia enseña claramente que Dios es todopoderoso, pero ¿quiere decir eso que Dios es capaz de hacer cualquier cosa? Obviamente no, porque Dios no puede hacer algo que sea ilógico o que sea pecaminoso. El problema es que algunas personas entienden que imponerle cualquier limitación al poder de Dios, ya sea de tipo lógico o moral, minaría seriamente el concepto de omnipotencia.

Sin embargo, al estudiar la Persona de Dios tal como se revela en las Sagradas Escrituras, vemos que Dios es todopoderoso y aún así hay ciertas cosas que Él no puede hacer. ¿Cómo compaginamos esas dos informaciones acerca de Dios?

Comencemos con la lógica. Existe una diferencia fundamental entre lo que es físicamente posible y lo que es lógicamente posible. Dar 70 cuadrangulares en una temporada de baseball es físicamente posible, porque algunos jugadores de grandes ligas lo han hecho. Cruzar el Atlántico a nado, en cambio, no parece ser físicamente posible.

Por el otro lado, hacer un círculo y un cuadrado, uno al lado del otro, es lógica y físicamente posible; pero hacer un círculo cuadrado no lo es. La pregunta de algunos filósofos y teólogos es si esa imposibilidad se extiende hasta Dios mismo. ¿Puede Dios, debido a Su omnipotencia, hacer un círculo cuadrado? La respuesta es: No. Sin embargo, eso no va en detrimento de Su poder.

“Hacer un círculo cuadrado” es una frase que expresa una acción absurda, y una acción absurda no consiste en nada; “hacer un círculo cuadrado” es un juego de palabras que no expresa nada concreto.

El filósofo británico Richard Swinburne dice al respecto: “Una acción lógicamente imposible no es una acción. Es lo que es descrito por una forma de palabras que tienen la intención de describir una acción, pero que no describe nada que sea coherente como para suponer que pueda ser hecho”. Si Dios actuara en contra de las leyes de la lógica sería un ser incomprensible y, por lo tanto, imposible de conocer. Pero nuestro Dios es omnipotente y razonable.

Con respecto a la moral, el problema es de naturaleza distinta. La Biblia enseña claramente que Dios no puede pecar. En otras palabras, Dios no puede actuar en manera alguna que sea contraria a Su carácter santo. La Biblia dice en Hebreos 6:18 que es imposible que Dios mienta; y en Santiago 1:13 dice que Él no puede ser tentado por el mal, ni Él tienta a nadie.

Ahora bien, eso no significa que exista una ley moral superior a Dios a la que Él deba someterse, pues de ser así tendríamos que llegar a la conclusión absurda de que hay un legislador que está por encima de Dios. Lo que esto significa es que Dios es coherente consigo mismo y Su carácter es perfectamente santo. Él es el parámetro de lo que está bien y lo que está mal, de lo que es justo o injusto, de lo que es moralmente correcto y lo que no lo es.

Algunos pensadores entienden que la santidad de Dios plantea una dificultad a Su omnipotencia. Por cuanto pecar es un acto lógica y físicamente posible (los hombres lo hacemos a diario), ¿cómo podemos decir que Dios es omnipotente si Él no puede pecar? Si Dios no puede pecar, entonces hay algunas cosas que son lógica y físicamente posibles que Él no puede hacer. ¿No es esa imposibilidad una limitación al poder de Dios?

Tanto Anselmo de Canterbury como Tomás de Aquino lidiaron con esta cuestión en una forma muy acertada. La incapacidad que tiene Dios de pecar, dice Anselmo, parece ser incompatible con la aseveración de que Dios es omnipotente; sin embargo, la habilidad de pecar no es el resultado de tener poder, sino de carecer de él.

Aquino, en un proceso de pensamiento similar, argumentaba que “pecar es quedarse corto de llevar a cabo una acción perfecta; por consiguiente, ser capaz de pecar es ser capaz de quedarse corto al llevar a cabo una acción, lo cual es repulsivo a la omnipotencia. Por lo tanto, es precisamente debido a Su omnipotencia que Dios no puede pecar”.

Si Dios pecara eso probaría más bien que no es todopoderoso. Si Él careciera de poder de tal manera que no fuera capaz de ser coherente consigo mismo, entonces sería imperfecto. ¿Qué significa, entonces, que Dios es omnipotente? Nash responde apropiadamente: que “Dios es capaz de hacer cualquier cosa que sea lógicamente posible y consistente con Su perfecta voluntad”.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia. La foto fue tomada con permiso de FreeFoto.com.

2 comentarios:

viviana dijo...

Yo me habia encontrado con esa pregunta en algo que lei por ahi...

Pero es una aseveración absurda, es como lo que usted decía del círculo cuadrado.

Muy buena entrada, bendiciones.

Viviana Véjar Himsalam
www.elunicoDiosverdadero.wordpress.com

loreleo dijo...

Creo que el Ser Dios omnipotente no es un problema para sostener que su infinito poder es el que sostiene su Santa Naturaleza, porque teniendo todo el poder para pecar, decide No Hacerlo, y esa decisión omnipotente sostiene su perfección.

Rolando de Chile.