Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

miércoles, 26 de agosto de 2009

El aborto ¿crimen o derecho?


Por Sugel Michelén

Uno de los argumentos que aducen los partidarios del aborto es que la mujer tiene derecho sobre su cuerpo y, por ende, sobre la continuación o término de su embarazo. Este es un asunto que pertenece a su vida privada – dicen muchos – y que sólo ella debe decidir.

Pero este argumento se sostiene o cae dependiendo de lo que pensemos acerca de la naturaleza del embrión. El derecho a la vida de un ser humano trasciende al derecho de la privacidad. Si el feto es una vida humana, nadie tiene derecho a disponer de él, ni siquiera la madre. Es erróneo pensar que porque se encuentre geográficamente en su vientre, el feto sea parte esencial de su cuerpo como lo es su riñón o su páncreas.

En el momento de la concepción 46 genes se combinan, 23 de la madre y 23 del padre, para el inicio del desarrollo de un individuo distinto de la madre. Después de 2 semanas ya se pueden escuchar los latidos del corazón que hace circular la sangre dentro del embrión; y no es la sangre de la madre, sino la sangre que ha producido el bebé.

Después de 6 semanas el embrión tienen menos de 1 pulgada de largo, pero ya tiene un desarrollo considerable. Los dedos se han formado en las manos. A los 43 días ya tiene ondas cerebrales detectables. A las 6 semanas y media el embrión se está moviendo, aunque tales movimientos no pueden ser percibidos aun por la madre.

Al final de las 9 semanas el feto ha desarrollado unas huellas dactilares únicas. En este momento el sexo del niño ya se puede distinguir. Los riñones también ya se han formado y están funcionando, así como la vesícula biliar al final de la décima semana. Todos los órganos del cuerpo están funcionando a finales de la doceava semana y el niño ya puede llorar. Todo esto ocurre durante los primeros 3 meses del embarazo.

Es una nueva vida la que se está gestando y nadie tiene derecho a atentar contra ella, ni siquiera la dueña del útero que lo cobija. Si un niño se encuentra dentro de la propiedad privada de alguien no por eso tiene derecho a quitarle la vida. Y si no podemos matar a un niño después que nace ¿quién nos da derecho a hacerlo antes de su nacimiento? ¿Por qué es un crimen matar a un niño cinco segundos después del parto y no 5 segundos antes, o 1 mes antes, o 6 meses antes? ¿Quién determina esto?

Nadie, excepto Dios, puede disponer de la vida de otro ser humano desde que esa vida es concebida. Legalizar el aborto y despenalizarlo no es otra cosa que tomarnos atribuciones divinas que no nos corresponden.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.