Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

viernes, 4 de diciembre de 2009

El amor según Ateodom

En la entrevista que salió publicada en Diario Libre el pasado miércoles 2 de Diciembre, el presidente de la Asociación de Ateos Dominicanos (Ateodom) declaró que “en una sociedad atea las relaciones de convivencia serían sanas, puras, elevadas en el amor, con el principio de compartir a su máxima expresión. Se basaría en la virtud humana. El cristianismo, en cambio, es una doctrina frustrante, llena de odio a sí mismo”.

Y más adelante añadió: “La maldad no puede ser perdonada. Si tú le enseñas a todos que la maldad no puede ser perdonada, tendríamos una sociedad pura. El perdón no es una virtud, es un error”.

De manera que una sociedad atea giraría en torno a relaciones de convivencia “elevadas en el amor”, a pesar de que al mismo tiempo se predicaría que el perdón es un error, no una virtud (¡cómo funcionaría eso en la práctica!).

Como dije en el artículo anterior, si Dios no existe, tampoco puede existir un estándar objetivo de moral que rija a todos por igual. Y sin un estándar moral objetivo la palabra “amor” se convierte en una mera palabra de cuatro letras sin significado, porque cada cual trazaría sus propias normas de vida (si quiere ampliar más este concepto, lo remito a la entrada titulada "All you need is Love", en este mismo blog). Tomando en cuenta el egoísmo natural del ser humano, eso nunca conducirá la sociedad hacia relaciones sanas y puras de convivencia, sino a un pugilato donde cada cual buscaría su propio beneficio, aún a costa de otros.

Sólo tenemos que echar un vistazo a nuestro alrededor para ver que la evaluación que la Biblia hace del hombre es conforme a la realidad: el hombre es un ser creado a imagen de Dios, pero al mismo tiempo un ser caído y necesitado de redención.

Esa perspectiva no lleva al cristiano a odiarse a sí mismo, sino más bien a procurar su propio bien a través del plan de redención diseñado por Dios a través de la encarnación y muerte de Su propio Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Eso es amor conforme al cristianismo. El amor según Ateodom no es más que una quimera utópica totalmente divorciada de la realidad.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

10 comentarios:

Rita Martinez dijo...

Es que los ateos no practican lo que predican. Si hubo un grupo de ateos que si practicaron su filosofia fueron los comunistas de los cuales habla Richard Wurmbrand en su libro Tortured for Christ, quienes torturaban y mataban sin remordimiento, la vida no tenia ningun valor ni proposito para ellos.

Porfirio dijo...

ATEOS
Por Claudia Fernández Lerebours
4 de Dic 2009

Una percepción equivocada la de estigmatizar a quien se declara ateo como una mala persona, alguien éticamente cuestionable o carente de valores humanos o sociales.

La idea es un prejuicio en lo absoluto falto de objetividad, como también el asumir a priori la religiosidad como segura garantía de virtuosismo personal.

El espacio de esta columna resultaría corto para citar figuras universales y locales, del pasado y del presente, cuyo ejemplo de vida demuestra lo insostenible de esa clase de generalizaciones.

Ser ateo es una opción personal que no debería llamar la atención, pero como los dominicanos somos mayoritariamente creyentes, en general la postura motiva resquemor o condena.

Es comprensible que un grupo de personas que se declaran ateas decidiera agruparse y constituirse en asociación, pues sostienen una postura que reta la norma cultural y social tradicional.

La asociación de ateos es una interesante expresión de valentía individual.

claudialerebours@hotmail.com

Sugel Michelén dijo...

Muchas gracias por su comentario. Coincido con Ud. que no debemos estigmatizar a una persona como mala por ser atea, así como tampoco el hecho de ser religioso es una garantía de virtud. Y al igual que Ud., pienso que es natural que un grupo de ateos quiera asociarse. Note que en mi artículo no toqué ninguno de esos dos puntos. Simplemente analizo la incongruencia filosófica en que incurrió el presidente de Ateodom al declarar que la Biblia es un libro perverso que pretende desviar la naturaleza humana.

Por otra parte, si bien es cierto es que es posible que muchos ateos sean en la práctica más virtuosos que muchos que dicen ser creyentes, eso no elimina la realidad de que el ateísmo no provee una base objetiva de virtud y tiene que vivir de capital prestado en ese sentido. En otras palabras, cuando el ateo es virtuoso lo es a pesar de sus creencias; cuando el que profesa ser cristiano es malvado lo es en contra de lo que profesa creer. Gracias de nuevo por escribir.

Porfirio dijo...

“Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo. Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación; y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer. Y Jehová dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento. Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como Jehová mandó a Moisés.” (Números 15, 32-36).

¿Dónde está el AMOR del perfecto Dios en este pasaje bíblico?
¿Qué consiguieron con apedrear a ese pobre inocente?
¿Qué está "enseñando a hacer" este pequeño fragmento bíblico a los hombres?

Si eres cristiano considera que tienes una carga histórica que pesa bastante!! Si eres cristiano quiere decir que apoyas los hechos sangrientos, abominables, genocidas del pasado de esta institución... y si me replicas lo contrario te doy un ejemplo: Si estás en contra del holocausto judío simplemente no te meterías a neonazi verdad??

Sugel Michelén dijo...

En cuanto al pasaje bíblico que citas, pienso postear algunas entradas que traten el tema de la ética bíblica versus los demás sistemas éticos. En cuanto al último comentario, cometes dos errores graves que te pido consiederes: el primero es equiparar cristianismo con catolicismo; el segundo es evaluar el cristianismo por algunos hechos de personas que profesaban serlo. Nota que en mi artículo no cita las barbaridades de Stalin y otros, sino que me limito a evaluar filosóficamente algunas incongruencias aparecidas en una entrevista al presidente de Ateodom. Permíteme compartir contigo esta historia verdadera, relatada por Marie Chapian en su libro “De quienes el mundo no era digno”. Ella narra ampliamente los sufrimientos de los cristianos en Yugoslavia, donde la jerarquía eclesiástica politizada hizo mucho mal al testimonio del evangelio. Es realmente vergonzoso lo que algunos oficiales eclesiásticos corruptos hicieron “en nombre de Cristo”, lo que trajo como consecuencia no poco descrédito a los verdaderos creyentes. En cierta ocasión un evangelista llamado Jakov llegó a una villa donde comenzó a compartir el evangelio con un anciano del lugar, pero éste le interrumpió abruptamente diciéndole que no quería saber nada del cristianismo; y a seguidas comenzó a contarle una historia tras otra de la iglesia de su pueblo, historias plagadas de saqueos, abusos y explotación. “Mi propio sobrino fue muerto por ellos – dijo el anciano. Vestían todas sus elaboradas vestiduras, capas y cruces como si fueran una comisión celestial, pero no puedo ignorar sus designios malvados ni sus vidas”.

Con la intención de que este anciano cambiara de parecer con respecto a la verdadera fe cristiana, Jakov hizo la siguiente analogía: “Suponga que yo hubiera robado su chaqueta, me la pusiera y robara un banco. Imagine además que la policía me viera corriendo a la distancia, pero no pudiera prenderme. Un indicio los pone a ellos en su camino, reconocen su ropa. ¿Qué les diría si vinieran a su casa y lo acusaran a usted de haber robado el banco?” Seguramente negaría la acusación. “Ah, pero reconocimos su chaqueta, dirían ellos”. La analogía molestó al anciano, que de inmediato ordenó a Jakov que abandonara su casa. Pero éste continuó visitando la villa y mostrándole amor al anciano hasta que su obstinación fue vencida. Un día finalmente le preguntó: “¿Qué hay que hacer para ser cristiano?” Pregunta que Jakov aprovechó para guiarlo al arrepentimiento y la fe en Jesucristo. Luego, con lágrimas en los ojos, abrazó al evangelista y le dijo: “Gracias por haber venido a mi vida” – y señalando al cielo añadió: “Usted viste la chaqueta de El muy bien”. Lamentablemente muchos cometen el error que cometió este anciano al principio: Evaluar la fe cristiana primariamente a la luz del testimonio de algunos que profesan serlo, cuando deberían comenzar por examinar más bien la Persona, la obra y las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo. Eso sería “juzgar con justo juicio”.

Abraham Paniagua dijo...

Porfirio, algo no es falso porque el que lo practique lo haga mal. Ciertamente en el nombre del cristianismo han ocurrido muchas barbaries (y digo en el "nombre" porque dudo que llevaran a cabo lo que la Biblia enseña). Pero olvidas los horrores que han ocurrido en el nombre del ateismo.

Mussolini era un ateo devoto. Su odio hacia la religion lo impulso a matar a judios. Hitler, era un ateo y ya vimos como esto resulto. Aunque algunos quieren decir que el era un cristiano, se tiene prueba que se hizo llamar cristiano para subir al poder pero nunca lo fue (en libros de historia y la misma secretaria de el lo dijo en una entrevista hace varios años).

Pero no es por esto que el ateismo es erroneo. Ni siquiera es por aquellos que lo practican. El ateismo es erroneo desde su nombre ("ateo" es contradictorio en si mismo) hasta lo que esta cosmovision propone.

Con respecto a su articulo pastor, me sorprende como el director de Ateodom dice: "las relaciones de convivencia serían sanas, puras, elevadas en el amor, con el principio de compartir a su máxima expresión. Se basaría en la virtud humana." ya que parece proponer absolutos que su cosmovision no permite. A que le llama el relaciones "sanas, puras y elevadas en el amor"? Y cual es la virtud humana?

Nota: Recuerde que el habla del perdonar "la maldad" no del perdon en si mismo. Aunque para perdonar se necesita un mal que deba ser perdonado, pero en fin.

Porfirio dijo...

Estimado Sr. Paniagua:

He leído con calma la biografía de Hitler y considero que no hay base para su afirmación de que este personaje fuera ateo. Todo lo contrario. A continuación cito algo que encontré en esta dirección de Internet: [http://www.angelfire.com/az/ateismo/argumentos.html]

Enfáticamente, Hitler no era un ateo. Él mismo dijo:

El hombre con conciencia de pueblo, en particular, cada uno en su propio grupo, tiene el deber sagrado de hacer que la gente deje de tomar la Voluntad de Dios superficialmente, de cumplir la Voluntad de Dios y de no dejar que la Palabra de Dios sea profanada.

Por que la Voluntad de Dios dio a los hombres su forma, su esencia y sus capacidades. Todo aquél que destruya Su trabajo, declara la guerra a la Creación del Señor, a la Divina Voluntad. Por lo tanto, que cada hombre sea activo, cada uno en su propio grupo, y que cada hombre cumpla su primer y más sagrado deber de oponerse a cualquiera que en su actividad, por obras o palabras; sale de los confines de su comunidad religiosa y trate de hacer sorna de otra.
[...]
Consecuentemente, creo actuar de acuerdo a la voluntad del Creador Todopoderoso al defenderme de los judíos. Estoy peleando por la obra del Señor. [Adolf Hitler, de "Mein Kampf", traducido al Inglés por Ralph Mannheim]

Hitler ciertamente a veces parecía un teísta, y afirmaba ser un cristiano:

El Führer hizo saber a los encargados de la Solución Final que la matanza debía ser hecha de la forma más humana posible. Esto de acuerdo a su convicción de que estaba cumpliendo los mandatos de Dios de desinfectar de plagas el mundo. Siendo aún miembro de la Iglesia Católica Romana aunque detestaba a su jerarquía ("Soy ahora como antes un católico y siempre lo seré" [citando a Hitler]), llevaba dentro suyo que el judío era el asesino de Dios. La exterminación por lo tanto, podía ser hecha sin remordimiento de conciencia ya que estaba actuando como la mano vengadora de Dios, siempre y cuando sea hecha en forma impersonal, sin crueldad. [John Toland (ganador del premio Pulitzer), de "Adolf Hitler", pp 507, sobre el otoño de 1941]

La cita que dice "Soy ahora como antes un Católico..." de Hitler, fue registrada en el diario de Gerhard Engel, un teniente de la SS en octubre de 1941. Hitler estaba hablando en privado, no enfrente a una audiencia masiva, y por lo tanto es difícil desacreditar el comentario como mentiras de propaganda.

Por supuesto, que un malvado crea en algo no hace mala la creencia en cuestión. Es también totalmente posible que Hitler haya mentido cuando afirmo que creía en Dios. Tampoco podemos concluir con certeza que era un ateo, por lo tanto.

Rene dijo...

Porfi... realmente sostienes ser Ateo? quisiera saber cual es tu opinión acerca de la verdad ..... Crees que la verdad es absoluta? Esto seria un buen punto de partida para demostrar la existencia (teismo) o no (Ateismo) de Elohim.

´´Porque lo que de Dios es conocido, es evidente para ellos, pues Dios se lo manifestó`` Rom.1:19

El problema es falta de La verdad en sus corazones...
En mi caso particular antes de que Jesucristo me fuese revelado por la voluntad del Padre lo que sucedía en mi no era incredulidad de la existencia de un ser superior a mi, al cual debía de conocer y obedecer pues el me había creado; no. Lo que sucedía en mi era que aborrecía con todo mi corazón cualquier cosa relacionada con ese Ser, y me oponía a todo lo divino. Te pudiera decir que hasta los latidos de mi corazón se aceleraban cuando escuchaba hablar de Dios y mucho mas de su Hijo Jesús El Cristo…..me creía ser un ente independiente que vivía y existía por mis propios meritos y me ganaba las cosas que merecía por mi trabajo. Justificaba mi postura buscando argumentos incongruentes con la realidad.
Ahora bien a pesar de todo esto siempre en mi conciencia estuvo claro que yo no era la razón (origen) de todas las cosas había algo por encima de mi….. y quien era? Otro hombre….? Imposible!!! Un hombre no pudo haber creado este universo con todas las perfecciones, detalles y lógica que en el, existen, mucho menos la nada podría crear algo o transformarlo…..y ni hablar de millones de años.
Ahora bien que te impide conocer La Verdad….Orgullo? ignorancia? O la falta de misericordia de ese supremo Ser al que niegas exista…..? Nuestro problema no es que no creemos, nuestro problema es que creemos cualquier cosa, no importa quien la diga. ´´Si va acorde con mis beneficios y justifica mi voluntad es verdadero``
Pon aprueba la biblia, leela con honestidad te aseguro que en ella encontraras palabras vivas no letras muertas. Porfi te invito a conocer La Verdad verdadera……. Te Invito a conocer al Dios revelado en las Escrituras quien hoy te ha dado la oportunidad de escuchar de El y de Su palabra a través te esta pagina de Internet….. o crees que todo esto ha sido coincidencia? No… aquí tuvieron que suceder muchas cosas para que hoy estuvieses leyendo esto…. Simplemente esta es una muestra de la misericordia de Dios que no quiere que el hombre perezca y pague eternamente el castigo que merece por haber ofendido a un Dios Santo. Esa palabra mostrara la negrura de tu corazón no arrepentido pero al mismo tiempo te revelara a Jesucristo el único camino al Padre.
Porfirio, Profirio aun hoy hay tiempo para que te arrepientas y seas salvo de una condenación eterna separado de la gracia y misericordia de Dios… has pensado en un sitio donde no exista el bien…? Piénsalo esta noche….. Pero más que eso te reto a que hables con ese Dios que como ateo sostienes no existe. El hecho de que creas firmemente que no exista un ser divino no elimina el hecho de que realmente exista desde la eternidad y hasta la eternidad. Y si existe no te atreverías a pedirle que se revele a ti? Auque quizás te sientas como un ridículo haciéndolo….. Nadie mas te vera, solamente El….. y si no existe tampoco te vera…..

Pero hare que los ciegos anden por un camino que no conocían, hare que sean conducidos por senderos que ignoraban; cambiare las tinieblas en luz delante de ellos, y los lugares escabrosos en llanura. Estas cosas hare por ellos y no los desamparare. Isaias 42:16

Que Dios tenga misericordia de ti

Ps. Edinson León dijo...

Esto me recuerda al comentario que hizo el teólogo católico Hans Küng cuando dijo en su libro ¿Existe Dios? que el ateísmo no debería llamarse ateísmo sino anti-teísmo pues no se trata de negar a Dios sino de oponerse a El con todas sus fuerzas.

Sugel Michelén dijo...

Tienes razón. Gracias por el comentario.