Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

jueves, 3 de diciembre de 2009

Las incongruencias de Ateodom

En el día de ayer salió publicado en primera plana de uno de nuestros diarios, la noticia de la formación de la Asociación de Ateos Dominicanos (Ateodom). No voy a entrar en amplias consideraciones acerca del ateísmo como filosofía; simplemente deseo señalar algunas de las incongruencias en que incurrió el presidente de la asociación en sus declaraciones.

Voy a limitarme al siguiente párrafo: “La Biblia es un libro perverso desde el principio hasta el final. Ahí no hay nada bueno. Desde el comienzo hasta el final pretende desviar la naturaleza humana”.

Hay dos aseveraciones aquí con respecto a la Biblia: En primer lugar, que es un libro perverso de principio a fin, por lo que, consecuentemente, no hay nada bueno en él; y, en segundo lugar, que la Biblia pretende desviar la naturaleza humana.

Comencemos por la primera: La Biblia es un libro perverso en el que no hay nada bueno. Según el Diccionario de la Real Academia, “perverso” significa: “Sumamente malo, que causa daño intencionadamente”. De manera que al calificar la Biblia con este adjetivo, se está presuponiendo que existe un estándar moral objetivo que nos permite distinguir “lo bueno” de “lo malo”. Más aún, se presupone también que hay grados de maldad, ya que, al usar la palabra “perverso” el presidente de Ateodom no sólo afirma que la Biblia es un libro malo, sino “sumamente malo” y escrito con la intención de hacer daño.

Ahora bien, si no existe un Ser supremo y todopoderoso al que todos los hombres deben obediencia, entonces no puede existir ningún estándar moral objetivo por el que podamos evaluar las acciones humanas (o en este caso, el contenido de un libro) como “buenas” o “malas”.

Un ateo pudiera decir que algo le agrada o le desagrada; incluso, puede aventurarse a opinar que algo es recomendable o no recomendable para lograr un fin previamente determinado; pero los conceptos de “bueno” y “malo” presuponen un estándar moral establecido, válido para todos por igual.

La misma incongruencia se repite más adelante en la entrevista, cuando el presidente de Ateodom declara que “en una sociedad atea las relaciones de convivencia serían sanas, puras, elevadas en el amor, con el principio de compartir a su máxima expresión. Se basaría en la virtud humana”. Pero ¿cómo establecer lo que es más sano y más puro para la sociedad? O ¿cómo podríamos definir el amor o la virtud sin un estándar objetivo de “lo bueno” y “lo malo”?

Como diría Fiedrich Nietzsche, sin Dios nos quedamos sin punto de referencia para la lógica, la moral y la virtud: “¿Cómo pudimos vaciar el mar?” – pregunta Nietzsche. “¿Quién nos dio la esponja para borrar el horizonte? ¿Qué hemos hecho después de desprender la tierra de la cadena de su sol? ¿Hacia dónde la conducen ahora sus movimientos? ¿A dónde la llevan los nuestros? ¿Es que caemos sin cesar? ¿Vamos hacia delante, hacia atrás, hacia algún lado? ¿Erramos en todas direcciones? ¿Hay todavía un arriba y un abajo? ¿Flotamos en una nada infinita? ¿Nos persigue el vacío con su aliento?...”.

Lamentablemente, Nietzsche tampoco fue coherente con su postura. De haber tenido la oportunidad me hubiera gustado preguntarle por qué continuó escribiendo y propagando sus ideas. El que no sabe si avanza o retrocede, si sube o cae, ¿cómo puede dar sus opiniones tan categóricamente?

En cuanto a la segunda aseveración de que la Biblia “pretende desviar la naturaleza humana”, ésta presupone que existe una naturaleza humana ideal de la cual la Biblia “pretende” desviarnos. Pero si partimos de la premisa de que no existe un Dios creador, debemos concluir entonces que el hombre es el producto de fuerzas no inteligentes que actuaron sin propósito; por lo que no hay manera de definir una naturaleza humana ideal.

Hace mucho tiempo que el existencialista ateo Jean Paul Sartre abordó este problema. Sartre no considera al hombre como un ser creado bajo la autoridad de un Ser superior, ni tampoco presupone un propósito fuera de nosotros mismos que debamos perseguir: “El hombre, dice Sartre, es nada más que lo que él hace de sí mismo. Ese es el primer principio del existencialismo”. Y de ese principio fundamental se deriva lo que podríamos llamar “la libertad soberana del hombre”. Para Sartre, la libertad no es otra cosa que el poder que supuestamente poseemos de definir nuestro propio ser, de determinar lo que somos.

Y ¿qué es lo que realmente somos? Según él, eso es algo que no podemos establecer con certeza en ningún punto de nuestra existencia, porque nuestro ser no posee una esencia fija, sino que es algo que estamos determinando continuamente por nosotros mismos: “La naturaleza humana no existe, ya que no existe ningún Dios” que nos provea un concepto adecuado de ella, dice Sartre. El hombre está en un constante proceso de llegar a ser y, por lo tanto, nunca podremos decir lo que un hombre realmente es. Consecuentemente, según Sartre, el hombre es nada, una pasión inútil.

Podría puntualizar algunas cosas más de la entrevista publicada en el día de ayer en Diario Libre, pero creo que estas son suficientes para establecer mi punto de que el presidente de Ateodom no posee una postura coherente con su filosofía. En un mundo sin Dios las cosas no son ni malas ni buenas, simplemente son. El problema es que nadie puede vivir consecuentemente con este pensamiento. Este planteamiento puede ser expresado en un papel, pero no es viable en la vida real.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

16 comentarios:

Nelson Castillo dijo...

Igualmente este articulo cae en sendas inconguencias. Pero sería largo de detallar.

Sugel Michelén dijo...

Con gusto estaria dispuesto a ponderarlas.

Administracion dijo...

Hola a todos,
quisiera expresar lo sgte. En realidad no entiendo como una persona no cree en Dios, todo lo que somos es por El y nuestro proposito de vida es el amor creado con el fin de seguir sus mandamientos. antes de educacion debemos aprender a amar (es por eso que la base de la sociedad es la familia por que ahi es donde aprendemos a querer a nuestro projimo, honrar a nuestro padre y madre que son mandamientos de nuestro Dios).

Pedro Camino dijo...

Ni ellos mismos saben en lo que creen. No tienen base alguna para refutar la Biblia. Seria bueno hacer un debate publico con ellos y el pastor Michelen o Miguel Nunez para dejar las cosas en claro.

David Ruiz dijo...

Lo que podriamos hacer es orar por estas personas para que las tinieblas que arropan y envuelven sus corazones se alejen de ellos y puedan arrepentirse y venir a Cristo.

Rom 1:21 Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido.
Rom 1:22 Profesando ser sabios, se volvieron necios,
Rom 1:23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

Natanael Disla dijo...

En ese artículo Sugel Michelén parte del supuesto de una simple dicotomización ideológica en la definición de un diccionario, en el que muchas de sus definiciones tienen un amplio bagaje pre-medieval, tomista. Las palabras no deben tomarse a la ligera desde la propia percepción ideológica de Uno, partiendo desde la misma dicotomía bueno-malo del pensamiento de Michelén. El decir que algo es perverso desde la(s) perspectiva(s) atea(s), no presupone que ese algo sea malo, como si ello retrotrayera el pensamiento dualista moderno.

La perversión en la filosofía atea no tiene el carácter moralista que malo tiene en la filosofía cristiana. En el ateísmo, la perversión se la entiende cuando un elemento manipula o coopta las conciencias y las libertades individuales.

Sugel Michelén dijo...

Aprecio mucho que una persona se tome la molestia de leer un artículo mío y luego comentarlo; y no me molesta en lo absoluto que difieran de mi postura. En cuanto al concepto de “perversión” definido como “elemento [que] manipula o coopta [supongo que quiso decir ‘coarta’] las conciencias y las libertades individuales”, seguimos enfrentando el mismo problema que señalamos en el artículo. En un mundo sin Dios y, por lo tanto, sin ningún estándar de comportamiento que rija a todos por igual, tampoco tendríamos ninguna razón objetiva para defender la libertad de conciencia y las libertades individuales (y aclaro que estoy totalmente en contra de todo tipo de manipulación y a favor de la libertad de conciencia; el punto es que sin Dios cualquier cosa que se señala como un valor o virtud no pasará de ser algo puramente personal que no debe ser usada para evaluar las opiniones o conducta de otros).

Jaime dijo...

En algo estoy muy de acuerdo, no podemos tomar las palabras a la ligera. Si utilizamos términos cuyos significados van más allá del contenido semántico ya conocido o actualmente definido por los diccionarios en español (busqué 3 de ellos, incluyendo el Larousse y todos coinciden con el diccionario de la Real Academia Española), entonces no podemos tener un diálogo objetivo y sincero sobre el tema. La razón es muy simple, si nuestra definición de una palabra proviene de una referencia bibliográfica real, pues quien la utilice que la ofrezca y no utilice los términos según su conveniencia y parecer personal, violando las reglas del juego. En este sentido, el pastor Sugel Michelén tiene toda la razón: en un mundo ateo, cada cual genera y define su propia moral. Creyentes: preparémonos! Es en esa dirección que se dirige el mundo como lo conocemos hoy!!!
Algo que me parece muy interesante, para los que no lo sabían, es que Natanael está "cursando actualmente una Licenciatura en Ciencias Teológicas en el Seminario Bautista de República Dominicana"... Hummm...

Sugel Michelén dijo...

Aunque agradezco a todos que se tomen la molestia de dejar sus comentarios, les pido, por favor, que evitemos hacer comentarios personales que puedan ser ofensivos. Gracias.

Abraham Paniagua dijo...

@ Natanael

La filosofia atea presupone el absolutismo de la perspectiva cristiana. Segun los ateos, la moral es relativa, y no hay verdad absoluta (excepto esa, claro esta). Pero no viven conforme a esto, ni pueden definir, consecuentemente, lo que es conforme a la realidad.

Decir que en el ateismo "la perversion se la entiende cuando un elemento manipula o coopta las conciencias y las libertades individuales" es volver absoluto aquello que ellos dicen ser relativo.

Primero: no hay una definicion final de que es bueno o malo y segundo: la dicotomia de pensamiento es conforme a la realidad en la que vivimos. Si esto no fuera asi, Hitler fue bueno? o simplemente fue menos bueno que otro? o hitler simplemente hizo lo que bien le parecia y nadie puede juzgarlo? (Esa deberia ser la conclusion atea).

Yulimer dijo...

Ojala que muchos cristianos puedan leer este articulo porque asi saben como responder ante este tipo de cosas..que buena respuesta pastor, que el Señor lo siga bendiciendo!!

Jaime dijo...

Pido disculpas a Natanael por lo inapropiado de mi comentario.

Juan G. dijo...

Me aventuro yo a contestarle ahora a usted. Su argumento propone que la objetividad moral parte de Dios. Quiero proponerle varias preguntas:

Defina, primero, su concepto de Dios. Sabiendolo a usted creyente en Jesucristo, trataré con el Dios Judeo-Cristiano y la biblia. Levitico 20:9 condena de muerte a una persona por insultar a sus padres. Si asumimos la biblia como la palabra perfecta de Dios, unica fuente objetiva de moralidad, esto deberia ser algo bueno. Sin embargo, la idea de asesinar a pedradas a un joven que insulte a su padre nos suena barbarica casi a todos. Esto lleva a 2 conclusiones posibles:
La de la biblia, que es moralmente correcto asesinar un joven que insulte a sus padres.
La contraria: asesinar un joven que insulte a sus padres es moralmente incorrecto, asi que la biblia y nuestro compas moral no tienen conexion (al menos en ese punto).

Siendo Dios absoluto, perfecto e incapaz de fallar, le propongo aventurar la idea de que talvez la moral de la biblia viene de los mismos humanos que la escribieron. La moral vigente en el viejo mundo. El libro de levitico, particularmente, fue escrito hace unos 2,600 años. Usted dice que la moral de Levitico viene de Dios. Yo digo que la moral de levitico viene de seres humanos que escribieron, fisicamente, esos libros que leemos. Comprendiendo esto, entendemos que muchas de las leyes de Levitico son humanas e incongruentes con cualquier estandar de moral en la sociedad actual y se divorcian totalmente del ideal de Dios que la persona promedio tiene.

Mi intencion no es atacar la biblia ni mucho menos. Mi opinion de la Biblia per se mereceria otro escrito individual mucho mayor. Mi proposito es presentarle la idea de que, lamentablemente, no existe una verdadera, unica y objetiva fuente de moralidad. Y si existiera, la biblia dista mucho de serla.

Le invito tambien a considerar claras contradicciones en la biblia como evidencia adicional de su falibilidad y por tanto, su imperfección.

Sugel Michelén dijo...

Gracias Jaime por tu sensibilidad en esto, lo aprecio enormemente, asi como el hecho comentar en el blog.

Sugel Michelén dijo...

Para Juan G. Tu comentario es extenso y toca puntos importantes, por lo que prometo responder a traves de algunos post en el blog. Gracias.

Abraham Paniagua dijo...

Lamento informarte Juan G. que no respondiste al articulo de don Sugel, sino que corroboraste lo dicho por el.

Primero, dices: "Sin embargo, la idea de asesinar a pedradas a un joven que insulte a su padre nos suena barbarica casi a todos." Volvemos al mismo punto, quien te dice que eso es una barbarie? Digo, tu propusiste que no hay una moralidad objetiva ni absoluta, por lo que tu punto de vista no es necesario. Para Marques de Sade torturar a las mujeres era lo que lo hacia feliz. Con que base le dices que eso esta mal?

Segundo, dices: "Comprendiendo esto, entendemos que muchas de las leyes de Levitico son humanas e incongruentes con cualquier estandar de moral en la sociedad actual y se divorcian totalmente del ideal de Dios que la persona promedio tiene." Esto no se divorcia totalmente del ideal de Dios que las personas tienen...porque, primero Dios no depende del ideal que las personas tengan de El, y segundo no haces justicia al contexto del mismo texto.

"La de la biblia, que es moralmente correcto asesinar un joven que insulte a sus padres."
Sigues omitiendo el contexto en el cual la ley fue dada. Si vieras el resto de la Biblia, y mas especificamente el Nuevo Testamento, esta ley no es llevada a cabo porque esta ley fue dada en un momento determinado, con un proposito y para un grupo especifico de personas.

Nota: me gustaria ver las "contradicciones" que posee la Biblia...ya que por mas de 1,500 años no se ha podido comprobar que las posee.