Misión del Blog

Proclamar el señorío de Jesucristo sobre todos los aspectos de la cultura

martes, 13 de abril de 2010

¿Pueden los animales ser gay?


Por el Dr. Albert Mohler

El New York Times Magazine ofrece una fotografía de conejos en la portada de su edición del domingo de Pascua, pero el artículo hace una pregunta bastante inusual: “¿Pueden los animales ser gay?”

“Diversas formas de actividad sexual del mismo sexo se han registrado en más de 450 especies diferentes de animales hasta ahora, desde flamencos hasta bisontes, escarabajos, guppies y jabalíes”, informó Jon Mooallem. Bueno, esta es una estadística bastante sorprendente en muchos sentidos. Parece que los investigadores han estado tratando de documentar estas actividades y explicarlas. Hasta la fecha, sólo se ha logrado una documentación superficial y una controversia significativa en cuanto a la forma de explicarlo.

Mooallem explica:

En la mayoría de las especies, el sexo homosexual se ha documentado de manera esporádica, y no parece haber sino algunos casos de animales individuales que participan en ella exclusivamente. Durante más de un siglo, este tipo de observación por lo general fue añadida como una curiosidad en trabajos científicos, si es que se reportaba, y no se perseguía como un asunto legítimo de investigación. Los biólogos trataron de explicar lo que habían visto, o lo desestimaron como una teoría sin sentido - un error aislado en un universo darwiniano… donde todas las facetas del comportamiento de un animal se orientan hacia la reproducción.


La historia de la cubierta comienza en Hawái, donde los observadores están documentando el comportamiento de los albatros. Un investigador, Lindsay C. Young, señaló la existencia de algunas parejas de aves del mismo sexo, algunas de las cuales "han estado juntas" por varios años o más. ¿Son estas aves lesbianas?

Young se niega a hablar de albatros “straight” o “lesbianas” porque estos son los términos humanos. Sin embargo, ella usa el término “animales homosexuales” para su discusión sobre la colonia de albatros. “Esta colonia es, literalmente, la mayor proporción de - no sé cuál sería el término correcto: ‘¿animales homosexuales?’ - en el mundo. Ella agregó, “estoy segura que algunas personas piensan que esto es una gran cosa, y otros podrían pensar que no lo es.”

Bueno, al menos un grupo de homosexuales con sede en Denver celebró el estado de la colonia, refiriéndose “al amplio grupo de padres albatros que son lesbianas.” Stephen Colbert reportó la historia en Comedy Central, refiriéndose a las aves como “albatresbians”.

Todo este asunto de la sexología animal es susceptible de provocar algunas miradas de asombro. Para ser justos, Lindsay Young parece ser bastante profesional, al no utilizar términos explícitos. Un aspecto fascinante de esta investigación es el hecho de que la determinación del sexo de algunos animales puede ser bastante difícil. Cuando los científicos observan dos animales en un comportamiento sexual, generalmente asumen que la pareja es heterosexual. Un biólogo se refiere a esto como “sesgo heterosexista.” Bruce Bagemihl dijo: “Todavía hay una presunción general de la heterosexualidad. Los individuos, poblaciones o especies son consideradas enteramente heterosexuales hasta que se demuestre lo contrario.”

La cobertura de la revista es a la vez interesante y, en general, ecuánime. Como Jon Mooallem reconoce, se trata de un tema relativamente nuevo de investigación en animales, pero que ha atraído una gran atención. La razón es obvia - la cuestión de la homosexualidad es uno de los debates más controvertidos en nuestra cultura. Ambas partes en el debate tienen un interés vital en los datos, y más interés aún en la interpretación de los datos.

Aquellos que presionan para la normalización de la homosexualidad están ansiosos de probar que el comportamiento homosexual es natural, o al menos no antinatural. La existencia documentada de la homosexualidad animal supuestamente ayudaría a probar su caso. Por otra parte, los opositores a la normalización de la homosexualidad desde hace mucho tiempo han señalado el hecho central de que la homosexualidad biológica no da lugar a la reproducción - que es la meta de cada especie.

Al hacer estas observaciones, los científicos están comprometidos con una cosmovisión evolutiva, por lo que sus conclusiones sobre la homosexualidad de los animales deben encajar dentro de la estructura del pensamiento evolutivo. Teniendo en cuenta el aspecto de la no-reproductiva de las conductas homosexuales, esto plantea un reto significativo. Dicho llanamente, la conducta homosexual en cualquier forma parece ir en contra de la lógica de la evolución.

Mooallem trata de explicar:

Algo similar puede estar ocurriendo con lo que percibimos como sexo homosexual en una variedad de especies animales: podemos estar agrupando una gran cantidad de comportamientos basados simplemente en una semejanza superficial. Dentro de la lógica de cada especie o grupo de especies, muchas de estas conductas parecen tener sus propias causas y consecuencias - su significado evolutivo propio, por así decirlo. El biólogo de Stanford Joan Roughgarden me dijo que debemos pensar de todos estos animales como “polifacéticos” con sus partes privadas.

Las implicaciones políticas del tema son claros - los que fomentan la normalización de la homosexualidad quieren ser capaces de señalar investigaciones que demuestren la normalidad de la homosexualidad en la naturaleza. Aquí es donde los cristianos tienen que pensar con mucho cuidado. Algunos creyentes serán tentados a descartar la investigación como falsa o irrelevante. Esto sería un error.

El mundo que conocemos es un mundo que muestra todos los efectos del pecado humano y la maldición del juicio de Dios sobre el pecado. A pesar de que la gloria de Dios aún brilla a través de su estado caído, la naturaleza ahora imperfecta muestra la gloria de Dios. Debido a la maldición, el mundo que nos rodea ahora revela y contiene innumerables elementos que son “naturales”, pero no normativos. Las enfermedades y los terremotos son naturales, pero no normativos.

La evidencia de comportamiento homosexual entre los animales es sólo otro recordatorio de que vivimos en un mundo caído – un mundo en el que todas las dimensiones de la creación muestran evidencias de la Caída. Esta nueva investigación nos lleva de regreso a Génesis 3.

Los esfuerzos para reclamar una base genética para la homosexualidad están enraizados en la suposición de que nuestros genes nos dicen cuál es la intención de Dios para con nosotros. En un mundo caído, esta es una suposición falsa. Sólo la Palabra de Dios nos puede decir cuál es la intención de Dios. No podemos derivar nuestra moral sexual de un laboratorio - y mucho menos a partir de observaciones de una colonia de albatros.

“Lo que hacen los animales - lo que es percibido como ‘natural’ - parece tener un extraño potencial moral”, sugiere Jon Mooallem. Eso es comprensible, dadas las muy controvertidas batallas sobre la sexualidad que marcan nuestro tiempo. De hecho, el apóstol Pablo nos advierte que el comportamiento homosexual es de en realidad “contra la naturaleza.” [Romanos 1:26-27] Sin embargo, nosotros no adquirimos ese conocimiento mediante la observación de los albatros. Tenemos ese conocimiento porque Dios habló de eso en su Palabra.


Tomado del blog del Dr. Albert Mohler.

3 comentarios:

José Ramos dijo...

El Dr. Mohler al decir: "Sólo la Palabra de Dios nos puede decir cuál es la intención de Dios" y "Tenemos ese conocimiento porque Dios habló de eso en su Palabra", vuelve a recordarnos que en todo asunto de fe y práctica, es la Palabra de Dios la que tiene la primera y la última palabra para el cristiano. Gracias Hno. Sugel por este artículo y sigamos orando para que Dios ilumine nuestro mente y abra nuestro ojos a las maravillas de su Palabra.

Edgar R. dijo...

Pastor, el traducir y publicar este tipo de artículo es otro de los importantes aportes que usted hace. Es necesario que la comunidad cristiana latinoamericana conozca este tipo de temas.

RAUL ROJAS dijo...

Amén!
En todas estas clases de noticias que "parecen" apoyar las premisas corruptas de los incrédulos, hemos de estar firmes en lo que Dios nos ha revelado en Su Palabra, permanecer en la perspectiva que el SEÑOR nos provee, y no dejarnos mover ni un ápice del fundamento y fe dada un vez y por siempre al pueblo de Dios.

Gracias por su aporte, que nos ayuda a recordar la posición bíblica que debemos mantener.
Y gracias en general por su ministerio!!!
Animo en su trabajo y servicio!

Con mucho amor y especial cariño en Cristo nuestro Señor, reciba un fortísimo abrazo.

RAUL ROJAS
Málaga, España